El ruido que dirige tu vida

 En Desarrollo personal, Desarrollo profesional, Liderazgo

Vivimos en un mundo de ruido. Ruido exterior y ruido interior. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos en nuestras vidas hay poco espacio para el silencio.

La mayoría de nosotros nos despertamos con el sonido del despertador de nuestro móvil. A partir de ahí solo hay ruido. ¿Somos conscientes de ello?

Hay un ruido exterior provocado por nosotros mismos o por otras personas, pero además hay un ruido interno del que apenas somos conscientes. Nuestra mente está tan entrenada en pensar que es difícil acallarla y frecuentemente es ese ruido el dirige nuestra forma de pensar y nuestros comportamientos de forma tan sutil que ni siquiera nos damos cuenta de ello. Por eso es tan importante hoy en día generar espacios de silencio donde podamos darnos cuenta de cómo estamos pensando, cómo estamos actuando, para descubrir que la mayoría de las veces actuamos movidos por nuestros miedos y apegos y lo hacemos de forma automática, fruto de nuestra inconsciencia y de nuestra programación.

Que vivimos en un mundo demasiado ruidoso es obvio, si somos capaces de salir de nuestro propio ruido mental y percatarnos de lo que sucede a nuestro alrededor. El despertador, el microondas, la televisión, el correo electrónico, el whatsapp, el ruido del motor de los coches, el tráfico, la música o las noticias… Y el día solo acaba de empezar.

En un mundo con tanto ruido es fácil encontrarse de alguna manera aturdido de vez en cuando o prácticamente de forma permanente si no somos capaces de percibirlo conscientemente de vez en cuando. El ruido exterior podemos controlarlo siempre que seamos capaces de escapar de sus focos de emisión, sin embargo el ruido interno nos acompañará allí donde vayamos. ¿Has tomado conciencia de tu ruido interno? ¿Sabes qué lo está provocando? ¿Actúas de modo consciente o te comportas como un autómata movido por ese ruido? Estos son aspectos que nos ayudarán a cambiar nuestra forma de relacionarnos tanto con las personas que lo hacemos habitualmente como con los problemas que vayamos encontrándonos a lo largo de nuestra vida.

Darte cuenta de tu ruido interno es el primer paso para aquietar tu mente y empezar a apreciar las distorsiones que haces de la realidad que te rodea y que son fruto del condicionamiento provocado por ese ruido. Por eso últimamente se habla tanto del yoga, de la meditación o del mindfulness. Todas ellas son técnicas y herramientas que están a nuestro alcance para hacernos más conscientes de nuestros pensamientos, de nuestro cuerpo, de nuestra respiración y que nos ayudan a estar más presentes y conectados con lo que sucede en el aquí y ahora, en lugar de perdernos en nuestros pensamientos.

«Cuando seas capaz de trascender la aversión al silencio, también superarás muchas otras miserias»

Wayne W. Dyer

Puede sorprenderte que hablemos de este tema en el ámbito del desarrollo profesional y liderazgo pero puedo asegurarte que es uno de los aspectos clave para empezar a hacer cambios relevantes y reales en tus quehaceres diarios tanto en tu negocio como en tu vida, y lógicamente esto tendrá un impacto muy positivo en tus resultados en todas las áreas de tu vida. No te lo creas, verifícalo a través de tu propia experiencia.

Recommended Posts

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Al navegar aceptas nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Hablamos?