Cinco claves para mejorar la vida de gerentes y empresarios

 En Coaching Ejecutivo, Desarrollo profesional, Liderazgo

He aquí 5 claves donde empezar a trabajar si eres gerente o empresario de un negocio y quieres mejorar tus resultados. Probablemente no sean una solución rápida ni sencilla, sin embargo es la mejor manera de forjar sólidos cimientos para empezar a obtener mejores resultados en tu forma de trabajar y conseguir mejores resultados.

Estas son las cinco claves que te proponemos y que son la base de nuestro modelo de trabajo y aprendizaje, desde donde actuamos en el entrenamiento y preparación de gerentes, directivos y empresarios para empezar a mejorar su satisfacción, salir de la rutina, del agobio y empezar a dar más sentido a lo que hacen reflejándose en su cuenta de resultados:

Clave nº 1. Autoconocimiento

Desde muchos ámbitos se nos dan soluciones para resolver nuestros problemas como directivos de un negocio y conseguir nuestros objetivos, sin embargo, tales recetas a menudo nos resultan muy difíciles de poner en práctica en nuestro día a día. Con frecuencia, las buenas intenciones y los nobles deseos se convierten en nuevas causas de desilusión, desanimándonos y entonces volvemos a nuestras rutinas de trabajo conocidas y a nuestras distracciones diarias que nos alejan del verdadero propósito y sentido por el cual estamos haciendo lo que hacemos.

Para conseguir realizar cambios sólidos, reales y sostenibles en el tiempo, debemos identificar claramente las motivaciones y las limitaciones que nos impiden lograr lo que deseamos. Por mucho que nos esforcemos, no hay solución posible si no sabemos qué nos mueve y cómo estamos funcionando.

Clave nº 2. Liderazgo en valores

Todos hemos oído hablar de la importancia que tienen los valores en nuestras vidas y cómo, seamos conscientes o no, dirigen nuestra forma de pensar y comportarnos llevándonos a conseguir unos resultados concretos y no otros.

Nuestros valores funcionan como una brújula a la hora de guiarnos sin embargo muchas veces no les tenemos en cuenta o les relegamos a un segundo plano imbuidos por el día a día, la cultura y la sociedad. Es hora de contactar con ellos, clarificarlos, descubrirlos, ponerlos por escrito y trabajar a favor de ellos para dar mayor orientación, visión y satisfacción a nuestro trabajo y a nuestra vida.

Identificar, jerarquizar y alinear tus valores con tu objetivo empresarial y profesional es básico para desarrollarte como una persona auténtica e íntegra. Esta es la clave para autoliderarse y generar mejores resultados, tanto para uno mismo, como para desarrollar a nuestros equipos dentro de la organización.

Clave nº 3. Productividad y organización personal

La organización del tiempo no te va a dar tiempo adicional, sin embargo te ayudará a darte cuenta de dónde estás poniendo tu tiempo, tu energía y si realmente lo estás utilizando de la forma más adecuada para conseguir tus objetivos profesionales y personales, que no son otros que tus prioridades, lo que de alguna manera es importante para ti y tu empresa. Cuando comiences a gestionar tus propios hábitos en el uso del tiempo podrás ver cómo en menos tiempo podrás realizar muchas más cosas y centrarte en las actividades y tareas que son clave para conseguir los resultados que buscas.

Para conseguir cualquier deseo profesional necesitas aprender a fijar metas y objetivos que sean claros, específicos, realistas y a la vez retantes y sobre todo que estén en coherencia con tus propios valores y con los valores de la organización de lo contrario te resultará muy dificil establecer planes de acción y ejecutarlos con eficacia para alcanzarlos porque tu tiempo no estará totalmente enfocado y terminarás autosaboteándote, ¿te suena verdad? Siempre que puedas especifica tus objetivos cuantitativamente porque esa será la mejor forma de poder medir tu progreso. Desarrolla todos los planes por escrito (obligatorio) y recógelo en un sistema de organización que sea útil y profesional. De este modo ya tienes la primera parte hecha para comenzar a organizar tu tiempo en base a tus objetivos.

Planifica las acciones de tus planes como prioritarias en tu gestor del tiempo con día y hora de ejecución y protégelo, de lo contrario cualquier imprevisto hará que no cumplas lo planificado, tabién te suena ¿verdad? Si permites que tus dudas, incomodidades, urgencias, imprevistos, interrupciones u otras personas te impidan el cumplimiento de tu planificación, será muy difícil que puedas lograr realizarlas las tarea propuestas y alcanzar tus objeivos. Debes aprender a organizarte a través de una metodología útil, práctica y profesional.

Establece rutinas de trabajo, genera nuevos hábitos, potencia las actividades de alto valor para conseguir tu objetivo, sal de tu zona de comodidad, rompe creencias y condicionamientos mentales. Ve poco a poco convirtiéndote en una versión mejor de ti mismo. Esto que parce tan sencillo, en realidad está lleno de obstáculos, sobre todo personales y de autosabotaje.

Implementar técnicas de gestión del tiempo y organización personal te van a permitir priorizar, planificar y proteger las actividades necesarias para conseguir tus objetivos. Integrar la metodología y las técnicas en tu día a día hará que mejores en la consecución de tus metas y objetivos a la vez que dotará tu función como gerente y empresario de mayor sentido y satisfacción.

Clave nº 4. Comunicación

Aprender cualquier nueva habilidad supone, además de dedicarle tiempo a aprender la técnica, agudizar todos los sentidos para mejorar en la práctica. Lo mismo ocurre con la comunicación.

La comunicación es básica en cualquier ámbito de nuestra vida y determinante en el mundo empresarial. Saber gestionar tu comunicación, implica ir mucho más allá de las palabras. Implica conocerte, saber gestionar tus emociones y entender las emociones de los demás no dejándote arrastrar por ellas. La comunicación implica cooperación frente a competición, requiere posicionarte en un nivel de consciencia superior para desde ahí poder gestionar mejor todo el proceso y ayudarte a establecer acuerdos beneficiosos para ti, para tus colaboradores y para tu empresa.

Tu función como gerente o empresario no está en realizar tareas meramente operativas y rutinarias sino sobre todo está en pensar, definir estrategias, desarrollarte como líder, aprender a delegar y a desarrollar a los miembros de tu organización. Pensar cómo puedes generar mayor valor con tu trabajo, pensar cómo puedes rentabilizar los recuros de los que dispones, pensar cómo puedes desarrollar y motivar a tus equipos de trabajo. Para ello es necesario que aprendas a comunicarte adecuadamente contigo mismo y ser capaz de autogestionarte y liderarte a ti mismo para poder liderar y formar y desarrollar a otros para lograr los objetivos que son importantes para ti y la empresa que diriges.

Clave nº 5. La Persona Total

El concepto de “Persona Total” hace referencia a la posibilidad de expandir todos los beneficios y prácticas aprendidas en el área profesional y empresarial al resto de áreas de tu vida (salud, familia, ocio, formación y cualquier otro área que resulte de tu interés).

Una vez que vayas dándote cuenta de todos los beneficios que produce aplicar determinadas técnicas y herramientas en tu área profesional y empresarial, parece lógico pensar que si aplicas algunas de ellas en otras áreas de tu vida también obtendrás buenos resultados.

Y esto es precisamente lo que te proponemos, que tomes consciencia del resto de las áreas de tu vida y del grado de satisfacción que estás obteniendo en ellas. Por eso, esta última clave es tan importente, para poder empezar a trabajar simultáneamente en al menos otra área donde creas que necestias realizar algunos cambios o mejoras para sentirte más realizado y satisfecho. El hacerlo traerá además resultados muy positivos a tu área profesional y empresarial convirtiéndote en un gerente y empresario mucho más eficiente y productivo, haciendo que mejoren tus propios resultados y los de tu empresa.

Como ves, mejorar tu vida como gerente o empresario no es una tarea sencilla, sin embargo si trabajas sobre sobre estas cinco claves es imposible que no mejores considerablemente tus resultados. Al final no es un proceso rápido, ni sencillo, ni esento de obstáculos, sin embargo enfocarte en estas cinco claves te va a producir muchos más beneficios, más motivación y satisfacción seguramente que el modo en el que vienes funcionando habitualmente.

Como siempre te digo, no te creas nada, intenta poner en marcha y aplicar todas y cada una de estas claves y seguramente en seguida empezarás a ver los resultados por ti mismo.

Si necesitas que te echemos una mano a la hora de poner en marcha este proceso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Es algo que hacemos habitualmente y que sabemos que funciona y mejora los resultados, por eso lo compartimos. Intentamos hacer lo mismo que tú deberías hacer con tu tiempo y con tu trabajo: aportar el máximo valor que puedas.

La mejor manera en que alguien puede ser de ayuda para ti es cuestionando y desafiando tus ideas, tu forma de pensar y tu forma de hacer las cosas.

Este el reto y la oportunidad que te ofrecemos, ¿no te parece realmente apasionante y motivador?

Recommended Posts

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Al navegar aceptas nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Hablamos?