Coaching de Sombra, ¿en qué consiste?

 En Coaching Ejecutivo, Desarrollo organizacional, Desarrollo profesional, Liderazgo, Management

Como líder, empresario, directivo o gerente de una empresa o negocio seguramente en algún momento se te ha pasado por la cabeza contar con alguien que te ayude a mejorar tus habilidades de comunicación o cómo gestionar a tus equipos con mayor eficacia. Si nunca lo habías pensado espero que después de leer este artículo veas las ventajas que tiene contar con un Coach Profesional en el ámbito empresarial para mejorar tu rendimiento y tus resultados.

El Coaching de Sombra consiste en el acompañamiento por parte de un Coach Profesional a un directivo en diferentes ámbitos empresariales: reuniones de empresa, conferencias, entrevistas de venta, discursos dentro de la empresa o cualquier otra situación en la que el directivo tenga que comunicarse con otras personas con el fin de trasmitir algún tipo de información. De lo que se trata es que mientras el directivo se encuentra dirigiéndose al público o con las personas que forman parte de la organización el Coach esté muy cerca (no necesariamente físicamente) como si de su propia sombra se tratara recogiendo la mayor parte de información sobre lo que cómunica y cómo lo comunica, prestando especial atención a su lenguaje, a su tono de voz, así como a su lenguaje no verbal. El objetivo es detectar de algún modo posibles áreas de mejora en la comunicación por parte del directivo analizando de la forma más objetiva posible aquello que el directivo está transmitiendo.

Recuerdo un caso en el que un directivo de una empresa financiera tenía que ofrecer una charla a su equipo al comienzo de la crisis del año 2008 donde tenía que trasmitir a sus equipos las dificultades con las que se tendrían que enfrentar ante el nuevo escenario social y empresarial. El objetivo de la charla era activar a los equipos, animarles a trabajar con eficacia, informarles de los nuevos cambios que se preveian dentro del sector para que estuvieran abiertos a recibir esos cambios y transmitirles seguridad y confianza en que todo iba a salir bien si trabajaban juntos como equipo. Y el directivo lo hizo muy bien, hablo de las nuevas circunstancias, del cambio en los entornos, de la necesidad de adaptación por parte de los equipos, de la solvencia de la entidad financiera en la que trabajaban, de lo orgulloso que estaba de pertenecer a ella… Hasta ahí todo iba por el buen camino y había conseguido el objetivo propuesto, sin embargo justo cuando estaba a punto de despedirse se le escapó decir que los cambios serán tan drásticos que «esto va a ser un infierno». El directivo en ningún momento fue consciente de haber dicho eso. Pues si hubiera tenido un Coach profesional a su lado seguramente le hubiera hecho tomar consciencia de que el último mensaje no transmitía la confianza y la seguridad que se buscaba con el discurso a sus equipos.

«Las crisis son magníficas oportunidades para familiarizarnos con la sombra».

– Carl G. Jung

Ahora imagina que un político contara con un Coach de Sombra, no crees que tras unas sesiones de entrenamiento no sería capaz de mejorar su comunicación y crear un clima de entendimiento y mejorar la relación con el resto del equipo y cómo esto puede influir ya no solo en los cambios de actitud y desarrollo de habilidades del directivo o directiva sino también en los resultados del negocio.

En realidad lo que se hace en un Coaching de Sombra no difiere demasido en la forma de trabajar habitual de un Coach profesional. Lo lógico es que cuando te contratan para trabajar con la dirección, con un departamento concreto o la gerencia de una empresa una de las primeras sesiones sean de Coaching de Sombra, es decir, el Coach Profesional observa como se desenvuelve el equipo de forma habitual hasta el momento sin cambiar nada y el Coach en este caso está al margen de lo que allí sucede hasta que llegue el momento de intervenir al final de las sesiones y ofrecer su feedback a través de las preguntas, ofreciendo lo más obejtivamente posible la transmisión de lo que allí ha sucedido y qué aspectos son mejorables para conseguir el objetivo que previamente ha de haber sido establecido, sacando junto con el resto del equipo dificultades, actitudes y habilidades a mejorar para las siguientes sesiones.

¿Qué es el Coaching de Sombra?

Es un método de entrenamiento en el que el Coach actúa de forma silenciosa y discreta, observando al directivo en situaciones laborales habituales y en otras que le son menos cómodas.

El objetivo es encontrar los “puntos ciegos” del directivo y mostrarle aquellos «errores» que este no puede ver para, a partir de ahí, comenzar a subsanarlos y trabajarlos. Normalmente el Coaching de Sombra se aplica cuando una empresa no obtiene buenos resultados en algún sentido o el directivo siente que existen deficiencias en la compañía que no acaba de poder determinar y concretar.

¿Qué fases tiene el Coaching de Sombra?

El Coaching de Sombra tiene diferentes fases. La primera es una fase de entrevista, en la que el Coach le pregunta al directivo acerca de sus métodos, procedimientos y forma de ver las cosas dentro de la empresa. Asimismo, la persona que participa en el proceso debe hablar sobre sus puntos fuertes o débiles, así como las situaciones que le causan incomodidad o preocupación.

El siguiente paso es el de la observación. Es decir, el Coach no se limita a escuchar la versión de la persona, sino que una vez tiene la versión de éste, le observa en su ámbito de trabajo, estableciendo una valoración descriptiva y objetiva sobre lo que allí ha ocurrido.

La siguiente fase es la de cambio. El Coach detecta las diferencias entre la realidad percibida por la persona que recibe el proceso y la verdadera realidad, encuentra «fallos» que pueden subsanarse y propone medidas para ello. Normalmente se empieza por pequeños cambios que dan lugar a nuevas evoluciones, cada vez más profundas, dentro del proceder de la personas que participa en el proceso de desarrollo y mejora.

¿Qué ventajas ofrece el Coaching de Sombra?

Una de las principales ventajas del Coaching de Sombra es que es un entrenamiento motivacional en el que el Coach está presente en todo momento, pero no interviene hasta que tiene información suficiente para ello, lo que le permite evaluar de forma más objetiva.

La persona que recibe este Coaching de Sombra puede comprender en todo momento qué es lo que «falla» y ver in situ aquellos errores que antes no podía ver.

Los cambios propuestos se refieren a actitudes concretas, y dichos cambios están basados en argumentaciones basadas en la observación.

Refuerza el liderazgo del directivo y le ayuda a recuperar confianza en sí mismo, gracias al establecimiento de unas pautas de actuación renovadas.

El Coaching de Sombra es una estrategia que se puede utilizar en diversos ámbitos de la empresa y para solucionar problemas muy variados, por ejemplo deficiencias de operativa, problemas de comunicación con los empleados o malas relaciones en los equipos de trabajo.

En definitiva, el Coaching de Sombra debe su nombre a que el Coach parece moverse entre las sombras de la empresa, observando y analizando todo lo que sucede en ella para posteriormente poder hacer una valoración lo más descriptiva y objetiva posible con el fin de buscar junto con la persona que ha participado en el proceso, posibles soluciones que hagan mejorar las habilidades y actitudes de la persona y como consecuencia tengan un impacto positivo para la organización.

Ni que decir tiene, que aquello que el profesional del Coaching ponga de manifiesto representa para nada la verdad absoluta sobre lo observado porque es probable que también tienda a subjetivizarlo en algún punto por mucha voluntad de no hacerlo que se proponga. Sin embargo el hecho de que la persona acceda a someterse a este tipo de procesos de desarrollo profesional es ya en sí una mejora en sí misma, puesto que la persona ha tenido la honestidad y la humildad de reconocer que quizá las cosas se pueden hacer de otra manera distinta que genere mayor bienestar, satisfacción y rentabilidad para sí mismo y para el resto de la organización. Por lo que durante el proceso de desarrollo y mejora a través del Coaching de Sombra todos aprenden, todos mejoran y todos ganan.

Recommended Posts

Al navegar aceptas nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Hablamos?